¿Realmente es importante el aislamiento termoacústico?

Al momento de diseñar y construir olvidamos la importancia del confort térmico (percepción subjetiva de las condiciones de temperatura, humedad y ventilación del espacio) y creemos que al instalar un equipo de Aire Acondicionado se puede resolver el problema de la temperatura interior, obviando el hecho de que debemos hacer una inversión inicial para la adquisición del equipo, cuyo tiempo de vida útil podemos acortar significativamente, dado que se requiere un mayor esfuerzo por parte del equipo para mantener las temperaturas adecuadas y por consiguiente se genera un mayor consumo energético y costos por mantenimiento mucho más elevados.

Adicionalmente damos por sentado que el control acústico del espacio está garantizado al confinar los espacios entre paredes y techos, sin verificar si las mismas aíslan correctamente las áreas de acuerdo con los parámetros adecuados al tipo de actividad que se desarrollen en el área. Es así como tenemos innumerables ejemplos de viviendas, oficinas, hoteles y hospitales, donde se pueden escuchar todos los ruidos de los espacios adyacentes, lo cual es un factor que puede disminuir la efectividad del espacio, ya sea que necesitemos concentrarnos para una tarea en especial o simplemente para descansar.

Con el uso de material aislante como la lana de fibra de vidrio de baja densidad (Frescasa) dentro de las paredes de las fachadas, se contribuye a bajar la temperatura de los espacios interiores de forma significativa, gracias al bajo coeficiente de transferencia térmica que presenta este material. Desde el punto de vista acústico la Frescasa contribuye a mitigar de forma importante el paso de sonido entre los espacios, debido a la perdida de energía que experimentan las ondas sonoras al traspasar el denso conglomerado de fibras y mientras más densas sean estas, mejor aislamiento. Un ejemplo de lo anterior es el uso de la lámina aislante tipo Acustifibra (lana de fibra de vidrio de alta densidad), recomendada para la insonorización de las ruidosas plantas eléctricas.

Una vez resuelto el tema del aislamiento acústico de un espacio, corresponde acondicionar internamente el mismo, lo cual implica controlar el desempeño del sonido dentro del espacio (disminución de los tiempos de reverberancia), lo cual es fundamental si queremos el anhelado confort acústico. Para lograr este objetivo se pueden usar materiales fonoabsorbentes a nivel de cielo raso (ver cielos rasos en fibra mineral y fibra de vidrio) o inclusive a nivel de paredes (ver láminas de yeso Exsound). Igualmente se pueden usar acabados de piso livianos (ver viniles y alfombras), los cuales se caracterizan por ser más silenciosos que los acabados duros (cerámicas, piedras, granitos, etc.).

Si tiene dudas acerca de cómo aislar o acondicionar acústicamente un espacio puede solicitar asistencia al Departamento Técnico de Proarca (indicar correo), que con mucho gusto canalizará su requerimiento.

Saco de Cemento Blanco 21,25 Kg. CSC

Mezcla de Yeso Gypsum 11,5kg. Samson

Compartir con quién necesite esta información

PRO

Segmento
Destacado

Quizás te interese

Colores Tendencia en la Decoración de Interiores

Si estás buscando renovar tu casa, aquí te dejamos los colores en tendencia que llenaran tu hogar de color.

Tipos de Pinturas: ¿Cuál es la mejor opción para mí?

Cada tipo pintura esta formulada con características diferentes, esto se debe a que sus propósitos son distintos, y pueden variar dependiendo de la superficie o espacios donde se vayan a aplicar. Aquí te mostramos sus características, para que puedas optar por la mejor opción para ti.

La inspiración siempre es útil